LOS PRIMEROS COLABORADORES.

Entonces pedí ayuda a ilustradores que me iba topando en el camino. Les contaba la idea y absolutamente todos enganchaban con lo alucinante del proyecto. Uno de ellos fue Ian Müller, quien amablemente colaboró con su visión de la cabeza del centauro según conversaciones y voladas. 

Ian tenía la idea de que el yelmo español sea una osamenta craneana con incrustaciones “marinas” que se mezclaban con la carne y los bigotes cartilaginosos.

Desde este momento comencé a investigar más sobre las posibilidades que tenía la interpretación de un yelmo español sobre la cabeza de un ser humano.

La idea de que el niño vería cómo desmontaba el jinete del caballo me alucinaba. Sólo imaginar la mitosis de una criatura cuadrúpeda separándose en dos podía ser exquisitamente gore. Le pedí a Ian que imaginara cómo sería la criatura bípeda, osea, el español con armadura visto a través de los ojos del niño mapuche. Obviamente tenía que ser coherente con la criatura cuadrúpeda. Debía seguir la lógica de un ser que nace de otro.

Esta representación del monstruo bípedo de Ian es creo la única que tengo hasta ahora, ya que es un tema que tengo postergado por el simple hecho que el diseño del bípedo saldría cuando encontrara el diseño del monstruo completo.

Gracias Ian por tu aporte.
Hace 14 años hiciste esto por un sueño. Edo Novion.

©2014 LeftraroFilms Todos los derechos reservados